Skip to main content

El ácido hialurónico es uno de los compuestos más utilizados en la actualidad para dar volumen, estructura e hidratación al rostro. Si bien su uso cosmético comenzó a desarrollarse a mediados de los años 90, los tratamientos de medicina estética y rejuvenecedora con ácido hialurónico no han hecho más que aumentar su número de adeptos en los últimos tiempos. En este nuevo artículo de Face Up te contamos todo lo que no sabías sobre el producto estrella que llegó para quedarse. ¡Entérate!

¿Qué es el ácido hialurónico?

Se trata de una sustancia que nuestro organismo produce de manera natural y que se encuentra, en gran medida, en el tejido conectivo la piel. Pero, ¿para qué sirve?

El ácido hialurónico tiene la función de aportar al rostro luminosidad, volumen, hidratación y elasticidad. ¡Bien, ahora ya no nos sorprende tanto que la mayoría de los productos de skincare lo incluyan en su fórmula! 

Sin embargo, uno de los datos que más debe interesarnos es el siguiente: con el paso del tiempo, el cuerpo disminuye su producción de ácido hialurónico, y las consecuencias de ello son fácilmente advertibles frente al espejo. La piel comienza a perder su volumen y los signos de la edad cobran un innegable protagonismo.

¿Cómo podemos asegurar la presencia de esta sustancia y seguir disfrutando de sus beneficios? Al respecto, la medicina estética ha encontrado la respuesta.

¿Qué son los fillers y cómo funcionan?

Los ‘fillers’ o rellenos faciales con ácido hialurónico son un tratamiento estético especialmente útil para:

  • remodelar y armonizar la estructura facial eliminando sus asimetrías
  • rellenar surcos y líneas de expresión
  • eliminar la flacidez en el rostro
  • restaurar la firmeza y el volumen que se pierden con la edad en un proceso de rejuvenecimiento facial sin cirugía
  • restablecer los niveles de hidratación de la piel
  • aportar al rostro luminosidad, elasticidad y turgencia
  • combatir los efectos del fotoenvejecimiento

Ahora, la pregunta del millón: ¿CÓMO SE APLICA ESTE PRODUCTO? 

Usualmente nuestras alarmas se encienden ante la amenaza del dolor, de la incomodidad y de los efectos secundarios. Déjanos tranquilizarte: el ácido hialurónico se aplica por medio de microinyecciones en un proceso no invasivo y muy gentil con la piel

Los rellenos son infiltrados con ayuda de una jeringuilla muy fina en el surco de la arruga o en la región que se desea rellenar, haciendo uso de anestesia tópica en caso de ser necesario. Este proceso, siempre dirigido por un médico especializado, se realiza en menos de 45 minutos y arroja resultados muy naturales, ya que no altera el formato natural del rostro del paciente. 

¿En qué partes del rostro puede inyectarse ácido hialurónico?

El ácido hialurónico puede ser inyectado en múltiples zonas del rostro, aquí te contaremos acerca de las más populares:

Labios

El relleno de labios se ha convertido en un tratamiento estético de alta demanda. Esto se debe a que la aplicación de ácido hialurónico en la zona permite perfilar contornos, brindar volumen, acentuar el arco de cupido y eliminar asimetrías. Como resultado, los labios se ven mucho más definidos e hidratados.

Sonrisa gingival

En la sonrisa gingival, parte de la encía queda al descubierto debido al accionar exagerado de los músculos que rodean la boca. La aplicación localizada de ácido hialurónico permite controlar estos movimientos musculares, dando como resultado una sonrisa mucho más armónica.

Mandíbula

El ácido hialurónico inyectado en esta zona da lugar a un marcaje mandibular que acentúa los contornos de la quijada, armonizando la estructura general del rostro y definiendo sus ángulos.

Ojeras

¡Ay! Las ojeras… Muchos luchan diariamente para disimular los surcos acentuados bajo los ojos. Gracias a la medicina estética, ya no quedan motivos para preocuparse. La infiltración de ácido hialurónico atenúa rápidamente la apariencia de las ojeras, en tanto aporta volumen a la zona y elimina las sombras presentes en ella. 

Pómulos

El relleno de pómulos es indicado para aportar volumen y estructura a esta región del rostro. Como resultado, se produce la marcación de las mejillas y puede reducirse el surco nasogeniano: aquellas arrugas que parten del final de la nariz y se extienden a ambos límites de la boca.

Nariz

La rinomodelación es un tratamiento estético que consta de la aplicación de ácido hialurónico en determinadas zonas de la nariz para armonizar su apariencia, suavizando sus contornos y eliminando asimetrías. ¡Sin visitas al quirófano ni recuperación posterior! 

¿Cuáles son los beneficios de realizar este tratamiento? 

Que los rellenos faciales con ácido hialurónico marquen tendencia no es casualidad, y su éxito debe atribuirse a la inmensa cantidad de beneficios para la piel que este tratamiento ofrece. ¡Acompáñanos a conocerlos! 

  • Es un procedimiento no invasivo y no requiere de recuperación posterior. Luego del tratamiento, puedes retomar tus actividades habituales libremente.
  • No posee efectos secundarios. El ácido hialurónico es una sustancia que el cuerpo produce naturalmente. O sea, es una sustancia conocida por él. 
  • Sus efectos no son permanentes. Al cabo de algunos meses (de 8 a 12, aproximadamente), el producto será reabsorbido de manera natural y luego podrás seguir adelante con los retoques que desees. 
  • Puede quitarse. Si no has quedado conforme con el resultado, el ácido hialurónico puede disolverse mediante la aplicación de hialuronidasa, una sustancia completamente inocua que viene de la familia de las enzimas.
  • El tratamiento perfecto para quienes odian esperar. Los efectos de la aplicación serán inmediatos y durarán, aproximadamente, un año. 
  • Belleza natural. Disfrutarás de resultados sumamente naturales y sutiles.

Sin lugar a dudas, existen muchos motivos para enamorarnos del ácido hialurónico. ¡Anímate a vivir sus beneficios!

Cuéntanos: ¿Ya conocías los beneficios de los rellenos inyectables? ¿Te gustaría probar este tratamiento? ¡Nos leemos en la sección de comentarios! 

faceup

Author faceup

More posts by faceup

Leave a Reply

×